La Dieta Mediterránea es sinónimo de bienestar y salud. Forma parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Es algo más que una dieta, es una filosofía de vida, en la que tomando como base la forma de alimentarnos envuelve nuestras relaciones sociales.