La importancia del mantenimiento en una almazara

02 Apr, 20 |

Nunca se le dará la importancia suficiente al mantenimiento y el buen manejo de la maquinaria oleícola. 

Seguir las indicaciones de un buen plan de mantenimiento, nos permite:

  • Reducir las averías, previniendo fallos.
  • Evitar paradas no programadas.
  • Aumentar la vida de los equipos e instalaciones.
  • Ahorrar, al disminuir el coste de averías

Desde el patio hasta la vertical, pasando por la electricidad y los libros de instrucciones hablaremos en una serie de post, todos ellos publicados en ESAO, hablaremos de:

  • Los diferentes tipos de mantenimiento.
  • La importancia del libro de instrucciones de cada máquina.
  • Los engrases y tipos de grasas que mejores resultados dan.
  • El mantenimiento eléctrico.
  • La importancia de los repuestos necesarios para cada máquina, 
  • Sistemas óptimos de trabajo que nos ayuden a la conservación de la maquinaria.

Como postre dejaremos las averías tanto mecánicas como eléctricas más frecuentes, sus síntomas, las posibles causas y sobre todo la o las acciones recomendadas para cada avería.

Tipos de mantenimiento.

Las operaciones de mantenimiento se pueden clasificar en: preventivas, correctivas y predictivas.

Mantenimiento preventivo

Son las acciones que se realizan sin que el equipo esté averiado. Engloba el conjunto de actividades dirigidas a disminuir la probabilidad de ocasionar una avería o un deterioro en el funcionamiento de una máquina.

El objetivo último sería el mantener las instalaciones anticipándose a las averías. Con el mantenimiento preventivo hemos de conseguir las mismas prestaciones de los equipos y máquinas, así como compensar el desgaste que van sufriendo con el paso del tiempo. Son acciones que se ejecutan antes de que se produzca el fallo. 

mantenimiento-preventivo-maquinaria-almazara

El desmontaje para la buena limpieza es imprescindible en el mantenimiento de una almazara

Recomendamos, que el mantenimiento preventivo se ejecute siguiendo unas plantillas de mantenimiento, de manera sistemática y siguiendo un patrón preestablecido. Para esto es importante tener un registro del tiempo que tardan los componentes más importantes de los equipos en averiarse.

Como ejemplos de mantenimiento preventivo en las almazaras tendríamos: rondas de lubricación, ajustes, lectura de parámetros, inspecciones sensoriales, pequeños ajustes y configuraciones, limpiezas y preparación de equipos antes de iniciar la campaña, sustituciones periódicas de juntas, filtros…

El mantenimiento preventivo lo podría realizar en principio un nivel básico de cualificación profesional del trabajador de la almazara. Lo suelen realizar personal de la almazara para maquinarias poco complejas. El personal del fabricante sería para equipos de gran complejidad.

Mantenimiento Correctivo

Se trata del conjunto de actividades realizadas después de ocasionar una avería en las instalación, es decir, arreglar las averías conforme van surgiendo. No requiere ninguna planificación, solo requiere ir atendiendo día a día las averías que necesitan ser reparadas dentro del proceso de producción. 

Se trata del mantenimiento tradicional, que más comúnmente se ha utilizado en las almazaras. 

En muchas ocasiones, este mantenimiento hay que realizarlo paralizando la producción generando de este modo pérdidas, tanto de tiempo invertido, como gastos generados como disminución de calidad en determinadas partidas de aceite.

No se pondrán en producción las zonas afectadas por la avería hasta no estar resuelta totalmente la avería y anular la causa que la originó. 

Hay que intentar disminuir en la medida de lo posible este tipo de acciones de mantenimiento correctivo, ya que nos puede ocasionar graves perjuicios.

El personal adecuado para este mantenimiento correctivo es personal de almazara para maquinarias poco complejas, pero con una formación media. Para equipos de alta complejidad el personal será personal del fabricante. 

Se trata en muchas ocasiones de sustitución de pequeños elementos averiados y que no han afectado a la instalación completa.

Las adaptaciones y mejoras de equipos tanto antes, como al final la campaña serían también ejemplos de buenos mantenimientos correctivos.

Mantenimiento Predictivo

Se trata del mantenimiento más complejo y tecnológico. Son el conjunto de tareas que relacionan una variable física o química con el estado en que se encuentra la máquina, con el fin de predecir cuándo empieza a fallar un determinado equipo o máquina. 

Requiere conocer muy bien los equipos, las técnicas y sobre todo disponer de las herramientas necesarias para realizar la tarea.

mantenimiento-predictivo-maquinaria-alamazaraTener las herramientas localizadas y necesarias es parte del buen mantenimiento en una almazara

Como técnicas tenemos las tomografías, ultrasonidos, análisis de vibraciones, análisis de aceites, humos de combustión…

Como ejemplos tenemos, la vibración de los cojinetes, las temperatura de las conexiones eléctricas, la resistencia del aislamiento de la bobina de un motor…

Con este tipo de mantenimiento predictivo, ahorramos costes, ya que se detectar los fallos de manera precoz ya antes de una avería. Con este mantenimiento podemos programar reparaciones, y proveer de este modo tanto las piezas que necesitaremos, como la persona adecuada para realizarlo. 

Es muy importante que exista una política de mantenimiento definida por al dirección de la almazara y acorde con los objetivos de la planta. Pueden existir almazaras que por su peculiaridad, les interese solo el mantenimiento correctivo y otras que apuesten más por el mantenimiento preventivo o incluso por el predictivo. 

Si te ha resultado interesante este artículo, infórmate sobre el: 

Curso de Mecánica de Almazara

Y sigue las publicaciones de nuestro blog

Nueva llamada a la acción

¡Suscríbete al blog!
y estarás al día de todas las novedades sobre el mundo del aceite de oliva

Nueva llamada a la acción