Pasos para convertirte en un experto en aceite de oliva

14 Mar, 22 | Consultor Técnico Oleícola

Convertirse en un experto en aceite de oliva, no es tarea fácil, ya que la industria del aceite de oliva está formada por multitud de áreas o variables todas ellas diferentes pero íntimamente relacionadas entre ellas. 

Tengamos en cuenta que la cultura del aceite de oliva data desde tiempos inmemoriales, pudiendo fechar los escritos más sólidos en el siglo I D.C con Lucius Columela. Esto quiere decir que el olivo y el aceite de oliva están en el mundo como uno de los alimentos más antiguos y saludables.

Desde sus inicios se le daba uso agroalimentario y de combustible para el encendido de lámparas o como tónico para la piel de los humanos. En paralelo a todos estos usos, el componente religioso del aceite de oliva, igualmente ha sido de gran importancia desde tiempos remotos.

Entre el 6.000-5.000aC cuando los fenicios empezaron a domesticar y adaptar al cultivo el olivo silvestre, no podían imaginarse la envergadura actual que alcanzaría esta planta y mucho menos al desarrollo del sector oleícola actual. 

Vender aceite de oliva en estos momentos se ha convertido en un modelo de negocio muy deseado por diferentes actores. Desde personas particulares, autónomos que disponen de un olivar y desean aumentar la rentabilidad y la calidad de sus aceitunas, hasta comercializadores que desean solamente envasar bajo su propia marca, hasta grandes grupos inversores que desean aumentar su capital. 

Por otro lado, propietarios de tiendas de gastronomía o de oleotecas desean especializarse en la cultura del aceite de oliva, dado que estamos hablando de una de las grasas más saludables del mundo y que se encuentra en estos momentos en una fase de “despertar”.

Ser un experto de aceite de oliva, requiere formarse no solamente en la clasificación y calidad del aceite de oliva, sino que necesita un conocimiento global y genérico de todas las áreas que forman parte del sector oleícola. 

almazara

Vamos a ver los pasos más importantes para convertirse en un experto Consultor Técnico Oleícola.

 

Tomar conciencia

El primer paso es tomar conciencia de la dimensión que alcanza todo el sector oleícola.

 

Formación

El segundo paso, en unión con el primero, es formarse sobre todas las áreas que conforman la industria del aceite de oliva. No se trata de ser un experto en todo, pero sí tener nociones y comprender todo lo que afecta al sector del aceite de oliva. 

 

Conocimientos

Identificar la formación troncal en la que he de enfocar mis conocimientos.

  • La cata de aceite de oliva me ayudará a saber qué producto tengo entre manos y qué categoría de aceite es con la que voy a trabajar, esto sin duda es imprescindible en el negocio del aceite de oliva. 
  • La elaboración de aceite de oliva me ayudará a comprender mejor la cata y me ayudará a seleccionar con qué almazaras o con qué cooperativas voy a querer trabajar y con cuáles no.
  • La exportación y la comercialización así como el marketing serán una pieza clave que tendré que dominar para poder tener garantías en el modelo de negocio relacionado con el aceite de oliva que me plantee.

 

Cultura

Hemos hablado de la formación troncal que he de necesitar para convertirme en un experto en aceite de oliva, y ahora hablaremos de las otras materias que no siendo troncales sí que forman parte de todo el conocimiento que es importante tener para llegar a formar parte del mercado oleícola.

Estamos hablando de la gastronomía, el oleoturismo y el control de precios.

Estas tres cuestiones sin duda no pueden pasar desapercibidas si queremos convertirnos en consultores de aceite de oliva.

 

Instituciones

Conocer al sector. Una vez me he formado, he de conocer quienes son los agentes institucionales más relevantes del sector. Tanto a nivel público como privado, conocer cuáles son las instituciones que marcan las pautas de comportamiento de la industria oleícola, nos ayudará a poder acercarnos a ellas y saber cuales son sus movimientos para poder nosotros actuar en consecuencia. 

He de conocer las instituciones tanto internacionales, como nacionales como locales en caso de que las haya. 

 

Contactar con almazaras y cooperativas

Una vez me he formado, y conozco la industria, me acercaré a las almazaras y cooperativas que por un lado tenga próximas a mi lugar de residencia, en caso de que las haya, así como visitaré las almazaras y cooperativas más  representativas. Para este punto podéis contactar o bien a vuestro tutor de formación del campus ESAO, o bien podéis contactar con ESAO y os facilitará un listado según las preferencias y los objetivos que tengáis. 

El acercarse y visitar las almazaras y cooperativas interesantes, nos va a permitir poder asimilar toda la formación previa anterior, nos ayudará a fijar los conocimientos y a ir teniendo una visión de conjunto como buen experto en aceite de oliva en que me quiero convertir. Hablar con los responsables o propietarios, nos dará una visión de conjunto muy enriquecedora, a la par que nos facilitará posibles sinergias posteriores. 

 

Ir de menos a más

Será el momento de ir poniendo en práctica todos tus conocimientos. Ha llegado el momento de analizar toda la información y todos los datos que has ido recopilando, y ver cual es el camino que decides seguir.

Tanto si quieres asesorar a terceros como dirigir de forma más profesional una empresa concreta empezarás con pequeñas decisiones y proyectos sin demasiada envergadura para ver cómo te manejas y para ir adquiriendo más seguridad.

Este, sin duda, es el paso del experto en aceite de oliva, comenzar a poner en práctica todos aquellos conocimientos adquiridos en los 6 pasos anteriores. 

 

Experiencia

Un verdadero consultor experto en aceite de oliva será como su propio nombre indica, un buen profesional, cuando esté dotado de experiencia y trayectoria. 

Dedicar horas y trabajar en el sector oleícola te ayudará a ir comprendiendo al sector, conociéndolo y sabiendo cuales son sus idiosincrasias, cuales son sus debilidades y cuales son sus fortalezas. 

Crecer a nivel laboral con el aceite de oliva te va a permitir ver cómo cada campaña es diferente e influenciada, no solo por el olivar y sus precio según la oferta y la demanda, sino por la legislación vigente en ese momento así como los movimientos institucionales que organismos oficiales quieran realizar.

A la par, situaciones de cambio social así como movimientos del consumidor final te irán curtiendo y dando información muy valiosa para afrontar tu día a día como experto en aceite de oliva. 

 

Conocer los agentes

Para que un consultor o experto en aceite de oliva sea riguroso y profesional tener en cuenta cada uno de los factores influyentes en la industria del aceite de oliva. Su visión tendrá que ir siempre al centro de todas las cuestiones para, desde allí tomar las decisiones de forma sólida.

El punto de vista de un agricultor, propietario de olivar, no va a ser el mismo que un propietario de olivar que no sea agricultor. No es lo mismo el punto de vista de una gran cooperativa o empresa que mueva miles de toneladas de aceite de oliva, que una pequeña almazara que trabaje en alta calidad. 

Asociaciones y organismos internacionales no verán los problemas o las situaciones complejas del sector oleícola desde el mismo ángulo que los comercializadores o productores particulares que viven del aceite de oliva que vendan. Las políticas agrarias, así como los acuerdos comerciales entre países son realidades que en ocasiones marcan los acontecimientos a los que se verán sometidos agricultores y productores en los que su objetivo es acabar la campaña con la bodega lo más vacía posible o que su olivar sea lo más rentable posible, a pesar de que en ocasiones resulte más caro mantener  un olivar que abandonarlo. 

campo

 

El consultor experto en aceite de oliva no podrá tomar parte evidente en sólo un agente interviniente, sino que ha de tener en cuenta a todas las partes necesariamente. 

Todas estas cuestiones forman parte de la realidad del sector del aceite de oliva, y tenemos que prepararnos para formar parte de él como verdaderos expertos  consultores de la industria y del negocio del aceite de oliva. 

Qué duda cabe que todos estos pasos nos ayudarán a afrontar con más éxito nuestro trabajo y nos ahorrarán muchas inversiones erróneas o innecesarias por falta de conocimiento, formación y experiencia.

Como definición, el consultor en aceite de oliva ha de tener un objetivo claro: aportar valor a productores, almazaras, o cooperativas, así como a los técnicos y maestros de almazara, colaborando en la mejora y optimización de los procesos, la organización y la estrategia del negocio oleícola de que se trate, y todo ello a través de herramientas innovadoras y todo ello con una visión transversal del aceite de oliva virgen.

 

Nueva llamada a la acción

¡Suscríbete al blog!
y estarás al día de todas las novedades sobre el mundo del aceite de oliva

Publicaciones recientes

Nueva llamada a la acción