Lo primero es definir qué significa seguir un proceso de venta del aceite de oliva, lo segundo, decidir si vas a embarcarte en una aventura empresarial con los ojos abiertos o cerrados. Puedes alterar el orden de los factores, no importa porque van unidos como si fueran siameses...